10 Hábitos que explican tú Pobreza

D4AD99E7-2F73-4727-84F1-F74E9B3D7ED3

~Los ganadores buscan soluciones; los perdedores buscan excusas~

Cuando hablamos de pobreza no nos referimos en un sentido estrictamente financiero, sino pobrezaentendida como falta de resultados en tu vida: relaciones, amor, dinero, trabajo o cualquier otra.

Recuerda algo: si tu vida no es como te gustaría que fuese, hay algo que no sabes o que no estás haciendo bien.

Ése es el origen y la causa de todo. Las circunstancias te pueden condicionar temporalmente, pero tú no eres tus circunstancias, eres tus posibilidades. Tus circunstancias actuales determinan dónde comienzas pero no dónde terminas.

Apuntamos ahora diez causas explicativas de tu pobreza:

1. QUEJAS, EXCUSAS Y CULPAS

‘Las excusas son absurdas, te quitan la energía hoy y continúas con los problemas mañana‘.

Quejarte y buscar culpables te pueden hacer sentir mejor al tener alguien a quien endosarle responsabilidades, pero tu vida no mejora. La excusitis es la enfermedad del fracaso. Sólo desde la autorresponsabilidad puedes cambiar (mejorar) tu vida. Tu autorresponsabilidad es tu poder. Las personas de éxito tienen un alto sentido de la autorresponsabilidad. Muchas veces no se pueden eliminar obstáculos, pero casi siempre hay un camino para bordearlos.

2. NO ATREVERSE

O controlas tus miedos o tus miedos te controlan a ti. ‘Conquistar el miedo es el inicio de la riqueza’ afirmaba Bertrand Russell.

Todos tenemos miedo, y además, nunca desaparece. Sólo queda una alternativa: conquistarlo. Ser valiente es una condición inexcusable del éxito y la felicidad. Si no te atreves, no haces, y si no haces, no consigues. Crecimiento personal y comodidad son incompatibles. Sabes que estás avanzando en la vida cuando estás incómodo. Si por ti mismo no te atreves, busca a alguien que te empuje. Por eso, el coaching es tan saludable, porque un buen coach siempre te exige de ti, más de lo que tú te exigirías de ti mismo.

3. NO PEDIR AYUDA

La autosuficiencia conduce a la ineficacia y a la ineficiencia.

La gente con ‘mentalidad ganadora’ pide ayuda cuando lo necesita y avanza en la vida; la gente perdedora se refugia en el orgullo y queda estancada o avanza demasiado lento: ‘Nadie vive suficiente para aprender todo lo que necesita aprender comenzando de cero. Por ello, para tener éxito, debemos encontrar personas que hayan pagado el precio de aprender las cosas que necesitamos aprender para lograr nuestras metas’. Sólo no llegarás demasiado lejos. Tu red de contactos es la mejor expresión de quién eres y a qué puedes aspirar en la vida.

4. NO ESTUDIAR

Tu vida es el resultado de tu desarrollo personal; tu nivel de éxito sólo puede crecer hasta el nivel al que crezcas tú. Por tanto, no hay mejor inversión que la que se hace en uno mismo. Recuerda que el problema nunca es el tamaño del problema; el problema es tu tamaño. Si un problema te parece grande es que tú eres pequeño y te quedan conocimientos, habilidades y experiencia por adquirir. Si un problema te parece pequeño es que tú eres grande y tienes conocimientos, habilidades y experiencia. Cuando mayor es tu desarrollo personal, mayores retos, oportunidades y posibilidades aparecen en tu vida.

El éxito ama la preparación: el éxito no es casual y el fracaso tampoco.

5. PERECITIS

‘La gente no consigue resultados porque prefiere hacer lo cómodo a lo necesario’.

Siempre existen tentaciones para no hacer lo que tiene que ser hecho: quienes las vencen avanzan; quienes se dejan vencen por ellas se estacan. Lo contrario de la pereza es la disciplina, que no es otra cosa que hacer lo que se tiene que hacer aunque no apetezca; hacer lo que se tiene que hacer aplicando la regla de cero excusas. El ser humano es perezoso por naturaleza, así que cuidado con intoxicarte de comodidad, porque ‘el hábito es al principio como una tela de araña, pero pronto se convierte en un sólido cable’. Los hábitos (buenos y malos), una vez adquiridos, no es fácil deshacerse de ellos.

6. ESCUCHAR DEMASIADO

La gente con ‘mentalidad ganadora’ es capaz de contemplar ángulos diferentes a los de la mayoría. Si haces lo que todo el mundo hace, consigues lo que todo el mundo consigue. Las oportunidades están allí donde otros no son capaces de verlas, porque si las viesen ya no serían oportunidades. La gente con ‘mentalidad ganadora’ tiene visión de futuro, va un paso por delante del resto. Por eso, a menudo, son unos incomprendidos y les tachan de locos o poco comunes. Escuchar, sí, pero a las personas adecuadas, y siempre sin creer nada a pies juntillas.

7. INDECISIÓN PERMANENTE

‘Los indecisos viven pobres y amargados’

Es una de las características más comunes de las mentes pobres es: no decidirse nunca. Esperar y esperar y esperar a que todos los astros se alineen. Nunca es el momento perfecto, ni lo sabrás todo, ni vas a contar con las mejores herramientas siempre. El secreto de avanzar es comenzar. No se trata de empezar siendo grande, sino de terminar siendo grande. Sólo se encuentran respuestas en la acción. A medida que empieces a andar el camino, el camino va apareciendo, pero desde el inmovilismo es difícil conseguir algo.

8. PENSAR EN PEQUEÑO

‘Eres pobre porque no tienes ambición’,

Si piensas en pequeño, no puedes esperar convertirte en alguien grande. Es de sentido común. Vives a la altura de tus creencias, no de tus posibilidades. Tus creencias definen tu realidad y tu realidad define tu vida. Y para ello debes saber que no existen los límites, lo único que existen son las limitaciones, que son limitaciones mentales. La historia de la humanidad es la historia continua de los imposibles. Todo lo que se ha creado (mundo real) es porque antes lo imaginó previamente (mundo mental).

‘Si limita sus alternativas a lo que parece posible o razonable, se estará desconectando de lo que realmente desea y tendrá que conformarse con mucho menos’.

9. NO SABER VENDER.

Como dice Robert Kiyosaki:

‘Si quieres ser rico, aprende a vender’.

Da igual a lo que te dediques (coaching, formación, conferencias, productos on line…) todos vivimos de lo mismo, de vender. Si no vendes, no comes. Sin clientes, no hay negocio. O estás vendiendo o estás fallando. Estudia todo lo que puedas acerca de ventas. Además, saber vender te vale para todo en la vida, porque todo es una venta: una entrevista de trabajo, hacer un evento y conseguir que te vaya la gente, obtener patrocinio para un proyecto, ligar… Todo, absolutamente, todo. Una persona que sabe vender no le puede ir mal en la vida.

10. DEPENDER DEL TRABAJO.

John D. Rockefeller, uno de los millonarios de la historia, decía: ‘Si estás trabajando no tienes tiempo de ganar dinero’.

Es una frase que poca gente entiende pero que entraña mucha sabiduría. Si dependes de tu trabajo (físico), tienes que tener en cuenta dos limitaciones: la primera, que no puedes estar en dos sitios al mismo tiempo, con lo que tu capacidad de generar riqueza es limitada; la segunda, que tu día tiene 24 horas y tienes que dormir, ducharte y hacer otras muchas cosas, con lo que tus horas son limitadas. La cuestión es tener Sistemas y Métodos para generar dinero para trabajar. Hay una palabra clave para ganar dinero: Apalancamiento, que no es otra cosa que hacer ‘mucho’ con ‘poco’.

Aprovéchalo.

Que tengas un buen día!

Talvez te puede interesar este blog

Como salir de deudas

Invertir en ti mismo, es la mejor inversión

E30AD4BC-9834-4038-A3FE-0BB5D8C1646C

Facebook: @comotenerexitos

Twitter: @comotenerexitos

Instagram: @comotenerexitos

Telegram: @comotenerexito

Te espero..!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s